El pecho materno y las células madre

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Mucho más que el mejor alimento para el bebé

PECHOCÉLULAS MADRE EN LA LECHE MATERNA

Agosto 2020

Son conocidos los múltiples beneficios de la leche materna. Como la de todo mamífero posee características únicas e irreemplazables  que le otorgan el estándar biológico de alimentación para los lactantes y niños pequeños de nuestra especie.

La alimentación por el pecho materno es una estrategia saludable que no sólo beneficia al bebé sino también, como vimos en otros artículos, a la madre y a su medio ambiente.

 Se estima que a nivel mundial, con la práctica de la lactancia materna exclusiva, se podrían evitar más de 15 millones de muertes infantiles en 10 años, y se podrían prevenir 20 millones de vidas afectadas por enfermedades discapacitantes

La leche materna posee una composición variada, integrada por grasas, carbohidratos, anticuerpos, vitaminas, factores de crecimiento, hormonas y diversos factores inmunes que aportan protección al bebé.

el-pecho-materno

 Es sorprendente la gran cantidad de células y  microorganismos que se encuentran en la leche materna. Se han identificado a muchas de ellas con variadas funciones. Algunas tienen propiedades “estructurales”, o sea sirven para formar parte de tejidos u órganos del bebé, otras participan activamente en los mecanismos de defensa, principalmente a nivel intestinal, previniendo la infección por gérmenes patógenos y otras más poseen información genética para ser utilizada por el lactante para su desarrollo. Cada vez que lo amamanta la madre además transfiere al bebé miles de millones de células bacterianas, de géneros específicos, que colonizan el intestino del niño y aportan importantes beneficios al organismo en formación.

lactancia_materna6

Por la enorme riqueza de sus componentes, la leche humana es considerada un tejido, dado que, además de todo lo anteriormente comentado,  posee  una gran variedad de células con distintas funciones y transformaciones.

Dicha composición varía en relación a la edad del bebé y a sus necesidades biológicas, características que la hacen específica e insustituible. Por tales razones el pecho constituye sin dudas una alimentación personalizada de la madre a su bebé.

La leche materna ayuda al bebé a realizar funciones para las que aún no se encuentra preparado. Se puede decir que se trata de un sostén biológico personalizado.

El cuerpo del bebé luego de su nacimiento queda de esta forma firmemente vinculado al de su madre por un tejido: la leche.

celula-madres2Recientemente, hace menos de una década, se descubrió que además de todos estos componentes la leche humana posee células “madre”, o sea células pluripotenciales con la capacidad de diferenciarse en cualquier otra para conformar algún tejido específico del cuerpo. Las células madre pluripotenciales  tienen la capacidad de diferenciarse en cualquiera de los 254 tipos de células que forman los tejidos del cuerpo humano adulto.

Estas células poseen un gran valor dada la posibilidad de su utilización en el reemplazo de células dañadas en el individuo que presente alguna patología, ya que poseen la capacidad de diferenciarse y reproducirse.

 Los tipos de células madre adultas que se han utilizado exitosamente con fines terapéuticos, por el momento son reducidos, como por ejemplo las que se obtienen de la médula ósea o de la sangre. La mayoría de este tipo de terapias continúa en la etapa experimental y aún resta mucho trabajo de investigación y ensayos clínicos fiables por realizarse.

celulas-madre

El papel de este tipo de células en la leche materna sigue siendo poco conocido. Lo cierto es que su concentración es mayor que la encontrada en la sangre y podría constituirse en una fuente de fácil acceso para las terapias futuras que requieran de las mismas.

Como en muchos tejidos del adulto, las células madre se encuentran también en las mamas antes de la lactancia. Cuando ésta se establece las mismas serían las responsables de la remodelación de los senos maternos, diferenciándose y teniendo papel activo en la formación y secreción de la leche. Sin embargo, también se ha confirmado recientemente que poseen también  la capacidad de diferenciarse y convertirse en cualquier célula de otro tejido.

pecho a demanda 5

Esto abre aún más el abanico de  beneficios de la leche materna,  más allá de los nutricionales e inmunológicos.

El descubrimiento de células madre en la leche ha entusiasmado a la comunidad científica, dado su fácil acceso, evitando la utilización de métodos cruentos para su obtención.

La naturaleza de estas células,  constituyen  una gran promesa para la medicina regenerativa, en especial para los daños a nivel del sistema nervioso que afectan al cerebro y la médula espinal, ya sea por lesión o enfermedad, conduciendo a menudo a discapacidades devastadoras e irreversibles.

Fuente: Avendaño Vázquez L. «Células madre en la leche humana»- Programa Nacional de Actualización Pediátrica. S.A.P. 2019

 

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *