Reacciones alérgicas graves

By | 28 agosto, 2021
Share on FacebookTweet about this on Twitter

ANAFILAXIA

Todo puede desencadenarse de golpeana2

Septiembre 2021

La anafilaxia o reacción alérgica grave es una situación potencialmente critica que puede requerir de un tratamiento urgente dada la posibilidad de muerte de la persona que lo padece. Es un fenómeno de aparición súbita luego de la ingestión, contacto o inhalación de una sustancia que actúa como alérgeno, o sea un elemento con la cualidad de provocar alergia al individuo. Éste, al ingresar al organismo provoca fenómenos inflamatorios en cadena que se van diseminando, más aún habiendo existido anteriormente un primer contacto con el mismo.

ana4No obstante ser un episodio de aparición brusca, la anafilaxia puede provocar una reacción de todo el organismo y de esta forma evolucionar al shock y la muerte. Se entiende al shock como una incapacidad para mantener la perfusión adecuada de los órganos vitales del organismo, explicándose de esta forma la potencial gravedad del cuadro.

La presentación en los niños no es infrecuente y, a diferencia de los adultos, el elemento (alérgeno) que provoca la alergia suele desconocerse o no haber presentado reacción alguna hasta ese episodio. Por otra parte, hay también casos leves o moderados que no son considerados en ese momento como reacciones alérgicas y suelen recordarse más adelante cuando vuelven a presentarse, generalmente de mayor gravedad.

Las causas principales de anafilaxia en niños son los alimentos, los fármacos y las picaduras por himenópteros, (abejas, avispas y hormigas).

Cualquier alimento de origen vegetal o animal puede provocar alergia, constituyendo la primera causa de anafilaxia en niños y adolescentes. La leche, el huevo, el pescado, las legumbres y los frutos secos suelen estar involucrados en los episodios, especialmente los dos primeros en menores de 2 años. El maní es un desencadenante en niños de cualquier edad.

ana7

La anafilaxia por todos ellos suele aparecer dentro de la primera hora de la ingestión, siendo muchas veces ignorada por los padres o cuidadores. Aunque poco frecuentes, se han descrito casos de anafilaxia por el contacto cutáneo con los alimentos desencadenantes, así como por la inhalación de los vapores producidos durante la cocción de los mismos.

La picadura de insectos se considera como la segunda causa de alergias pero suele ser también la más peligrosa con alta frecuencia de casos graves y muerte.

ana3

La alergia producida por medicamentos constituye la tercera en frecuencia, provocada generalmente por antibióticos, antiinflamatorios y vacunas. En estas últimas, la reacción suele ocurrir durante los primeros 20 minutos de la aplicación. De allí la observación durante ese período de toda persona luego de la inmunización.

ana1

Los síntomas de toda reacción anafiláctica suelen iniciarse en la piel y las mucosas manifestándose con prurito, enrojecimiento e hinchazón por edema. Los respiratorios son los que causan más preocupación pudiendo haber congestión nasal, disfonía, afonía, edema o cierre de glotis, sibilancias, dificultad para respirar e incluso llegar al paro respiratorio. La crisis puede presentar también vómitos, dolor abdominal, cólicos y diarrea. La taquicardia, el síncope, los mareos, las arritmias cardiacas y la hipotensión suelen hablar de la progresión y gravedad de la crisis.

Todo lo hasta aquí comentado no hace más que poner en evidencia la necesidad de prever y prevenir las reacciones alérgicas, especialmente en toda persona que haya presentado episodios graves frente a una determinada sustancia o elemento. Es muy importante especialmente en niños considerar las reacciones alérgicas frente a determinados tipos de alimentos para evitar su ingesta.

ana6

Las picaduras de insectos, especialmente durante actividades al aire libre, deben merecer siempre una atención especial, más aún cuando se trate de abejas, avispas, hormigas o arañas.

Frente al inicio de una reacción anafiláctica grave la medicación para detenerla debe ser aplicada en forma parenteral de manera rápida y con una dosis eficaz y adecuada. La adrenalina es la droga indicada para estos episodios.  Familiares y cuidadores, en caso de niños con antecedentes de reacciones graves, deben ser adiestrados para la aplicación de la misma en forma precoz para detener la progresión del fenómeno. Es probable que el uso de auto inyectores con la dosis ajustada para la edad del niño pueda constituirse de gran utilidad frente a una emergencia. De todas formas, será el médico de cabecera, alergista o pediatra el que finalmente adiestre a la familia en relación a su uso y dosis.

ana5

La prevención como siempre es lo fundamental, especialmente en niños con antecedentes de reacciones frecuentes y más aún fuera de casa cuando se dificulta controlar lo que comen y lo que tocan.

Fuente: Juliá B. y col. “Anafilaxia en Pediatría”. Asociación Española de Pediatría. 2019

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *