Sobrepeso

Share on FacebookTweet about this on Twitter

sobrepeso7El inicio que puede encender la alarma

EL SOBREPESO EN LOS NIÑOS

Diciembre 2017

 

El sobrepeso, como su nombre lo indica, es un estado patológico que significa poseer un peso que se encuentra por encima de los valores considerados normales para  la edad y la talla del niño. En un escalón superior se encuentra la obesidad, agravamiento del sobrepeso.

Durante los 2 primeros años de vida el sobrepeso se valora relacionando en  curvas de percentilos el peso del niño y su talla con la edad. A partir de los 2 años comienza a tomarse en cuenta el llamado índice de masa corporal (IMC) resultante de dividir el peso por la talla y nuevamente por la talla. Tiene sobrepeso el niño que se encuentra entre los percentilos 85 y 97 de la curva de IMC. Sufre de obesidad aquel que supera el percentilo 97.

sobrepeso5

El sobrepeso depende de una alteración del balance entre la ingesta de calorías por intermedio de los alimentos y el gasto energético que la persona produce. En un niño ese gasto está representado por las necesidades del metabolismo, los requerimientos del crecimiento y el desarrollo, el mantenimiento de la temperatura y la actividad física.

La prevalencia del sobrepeso se ha incrementado en todo el mundo. Este incremento no respeta regiones, economías ni culturas. Más aún en muchos países como el nuestro conviven la desnutrición y el sobrepeso como indicadores de déficits cuantitativos y cualitativos de la alimentación.

En la Argentina los datos de la encuesta Nacional de Nutrición y salud del año 2007 informaban  que el sobrepeso y la baja talla  constituían las condiciones más prevalentes en niñas y niños menores de 5 años. La proporción de niños con sobrepeso es de aproximadamente del 31,5% en todo el país, independientemente de las edades consideradas.

sobrepeso6

La presencia de sobrepeso es un hallazgo muy frecuente durante la consulta al médico pediatra a pesar que en la mayoría de las veces no sea el motivo de la visita. Sin embargo su diagnostico puede iniciar el tratamiento del mismo, evitando su evolución y probables complicaciones. No obstante, suele ocurrir que en las primeras consultas el sobrepeso no se vea como una enfermedad. Generalmente reciben por parte de la familia el trato de “gorditos saludables” cuando realmente no lo son.

El sobrepeso más preocupante es el que acumula grasa a nivel central, sobre el abdomen, incrementando el diámetro de la cintura. Ocurre que esa grasa, por mecanismos hormonales puede contribuir a perpetuar  y aún aumentar el sobrepeso llevando fácilmente a la obesidad.

sobrepeso4

Hay períodos de rápida acumulación de tejido adiposo en los que es necesario estar atentos para evitar el sobrepeso:

  • Los primeros 18 meses de vida: Importante será para evitarlo mantener la lactancia materna y evitar la incorporación precoz de otros alimentos.
  • Entre los 3 y 4 años coincidentes con las edades de ingreso al jardín: los niños tienen tendencia a incrementar su tejido adiposo, especialmente la panza.
  • Durante la adolescencia.

Se han descubierto factores hormonales secretados por el tejido adiposo y el estómago que intervendrían en las sensación de saciedad luego de la ingesta y en la acumulación de la grasa corporal que son muy variables en cada niño y relacionados probablemente con factores genéticos.

La consulta periódica al pediatra es fundamental para diagnosticar en forma precoz el sobrepeso. El cambio de percentilo dentro de las curvas de IMC es siempre un elemento a tener en cuenta en la evolución y el seguimiento de todo niño. La circunferencia de la cintura que también posee curvas con percentilos también es un dato útil para el diagnóstico y el seguimiento de estos niños.

Sin embargo es muy frecuente que hecho el diagnóstico la familia no preste demasiada atención a las recomendaciones del médico. Factores socioculturales suelen llevar a la población a perder de vista al sobrepeso como una cuestión de riesgo para la salud.

Si bien la genética de cada persona puede facilitar la aparición de sobrepeso y obesidad hay también importantes factores que favorecen su aparición incluso en edades tempranas de la vida.

  • Peso al nacer: Bajo peso de nacimiento para la edad gestacional.
  • Alimentación temprana: En nuestro país, menos de la mitad de los niños tienen lactancia exclusiva hasta los 4 meses. La insuficiente alimentación con pecho materno y la incorporación de otros alimentos en momentos inapropiados puede favorecer el sobrepeso. Los niños que no reciben lactancia materna tienen mayor predisposición al sobrepeso.
  • Alimentación de la familia: Las prácticas alimentarias de los padres tienen un rol importante en el desarrollo de las preferencias y los hábitos nutricionales y eventualmente el peso de los niños. Se incluyen aquí la imagen corporal que los padres ven en el hijo, la presión para alimentar, el uso de la comida como recompensa, la calidad y las características de los alimentos que se elijen, la madre que sale a trabajar y no puede ocuparse personalmente de la comida y los hogares con escasos recursos económicos con escasa accesibilidad a alimentos más saludables.
  • La escuela: Hay experiencias que describen un menor nivel de sobrepeso en las escuelas que no poseen kioscos y cuentan en cambio sólo con bebederos de agua. La ingestión de alimentos saludables durante los recreos es fundamental.
  • Duración y calidad del sueño, consumo de bebidas gaseosas, sedentarismo.

sobrepeso2

Un estudio publicado recientemente concluye que “la quinta parte del tiempo de propaganda televisiva está destinado a alimentos y bebidas. Los productos más publicitados fueron los lácteos, seguidos de golosinas, luego productos de cadenas rápidas y bebidas. Las dos terceras partes de los alimentos y bebidas publicitados eran considerados poco saludables.

En  la infancia y la adolescencia, la obesidad con aumento de la grasa abdominal se asocia a un mayor riesgo de sufrir hipertensión arterial, incremento de las grasas en sangre, apneas nocturnas, hígado graso y diabetes.

ESTRATEGIAS EN LA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO:

Las estrategias se deben iniciar durante la gestación del niño, con el control adecuado del embarazo, evitando un excesivo incremento del peso materno durante el mismo.

La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida es fundamental y sólo a partir de allí ir incorporando otros alimentos. No sobrealimentar al bebé, prestando atención a los signos de saciedad que puede expresar el niño. Utilizar el agua como mejor bebida. Evitar alimentarlo mientras está encendida alguna pantalla. No recompensar nunca al niño con comida.

El embarazo, la lactancia y la primera infancia son momentos oportunos para el cambio de hábitos familiares.

sobrepeso1

  • Se deben respetar los horarios de las comidas evitando comer fuera de la mesa o “picotear”.
  • Ingerir diariamente 4 porciones de fruta y verdura, 2 o 3 en los más pequeños.
  • Las porciones de alimentos no deben superar el tamaño de la mano del niño.
  • Elección de alimentos saludables.
  • Las golosinas y alimentos de copetín (papas fritas, chizitos y/o similares) no deben ser parte de la mesa familiar).
  • Se pueden anotar los alimentos y comidas diarias, cantidades, horarios y raciones.
  • Promoción de la actividad física.

Fuente: Ferraro M. “Sobrepeso en pediatría. ¿Inicio del problema? ” Programa Nacional de Actualización Pediátrica. 2017

Seguí también a La Carta del Doctor enlogo-facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *